Protege tus ojos en vacaciones

 

Nuestra vista es muy importante, por lo que debemos proteger los ojos durante todo el año. En vacaciones, deberíamos tener más cuidado ya que como consecuencia del sol y los climas extremos, entre otros factores, los ojos son más susceptibles a sufrir alteraciones.

Por qué necesitamos proteger los ojos

Simple y sencillamente para asegurar que están sanos y son funcionales durante toda la vida. Además de visitar al oculista de forma regular para realizar pruebas de visión, debemos tomar las medidas necesarias para proteger nuestros ojos contra los peligros y agentes externos. Esto incluye el sol y los climas extremos, pero también bacterias, virus y partículas, las cuales pueden convertirse en una fuente de infección.

Cómo proteger los ojos

A muchos de nosotros nos gusta disfrutar de los placeres de un clima cálido, y es en este tipo de clima cuando tus ojos pueden estar expuestos a algunos agentes externos peligrosos.

Del mismo modo, y en el caso opuesto, las vacaciones de esquí también pueden provocar alguna alteración a tus ojos si no se toman las medidas necesarias.

Por lo tanto, lo mejor es estar bien informado para asegurar que nuestros ojos están debidamente protegidos.

Protección contra el sol y los reflejos

La exposición a largo plazo a la luz ultravioleta (UV) puede ocasionar diversos tipos de daños. La degeneración macular puede generarse por una sobreexposición a este tipo de luz. Los puntos conocidos como drusas –que se cree que consisten en depósitos de tejido deteriorado– se acumulan en la mácula, que es la parte de la retina responsable de la visión central. Esto puede conllevar la aparición de puntos ciegos dentro de la línea directa de la visión de una persona. Las cataratas también están vinculadas a una sobreexposición a la luz solar, causando quemaduras en la córnea.

Las gafas de sol son esenciales cuando estemos en climas cálidos y soleados, pero no sirve cualquier tipo. Cuando vayas a comprar las gafas de sol, asegúrate de que lleven un distintivo, una etiqueta o una declaración oficial de que ofrecen una protección 100 % contra los rayos ultravioletas. Además, busca aquellas que protejan completamente los ojos, también en la zona de los laterales por donde no debe entrar mucha luz.

Si estás pensando en irte a esquiar, también necesitas tomar algunas precauciones ya que la nieve también refleja los rayos ultravioletas. Por ello, se recomienda utilizar gafas específicas y diseñadas para la nieve en vez de las gafas de sol normales, ya que ofrecen una mayor protección contra los rayos que se reflejan.

Protección contra el calor y el viento

Los climas cálidos y con viento también pueden originar sequedad ocular, que se produce debido a la disminución de la producción de lágrima o a la evaporación rápida de las éstas. Entre los síntomas de sequedad se incluyen el enrojecimiento e irritación de los ojos, lagrimeo, dolor y visión borrosa temporal.

La sequedad se puede tratar mediante la aplicación de gotas lubricantes para los ojos, también conocidas como lágrimas artificiales, que alivian los síntomas de la sequedad. También existen sprays específicamente diseñados para combatir la causa más prevalente de la sequedad y que pueden ofrecer alivio eficaz para los ojos irritados y secos. Su aplicación es sencilla ya que puede realizarse con los ojos cerrados. Si usas lentillas, se recomienda no llevarlas durante mucho tiempo en los climas cálidos ya que pueden reducir la humedad ocular.

Protección contra la arena, el polvo y los escombros

Si hay una cosa que tiene en abundancia una playa es la arena. Naturalmente, pasando el tiempo de vacaciones en una playa con viento, aumenta el riesgo de que la arena y otros elementos, como el polvo, se introduzcan en tus ojos. Del mismo modo sucede en los climas fríos y secos como cuando esquías, donde algunos elementos como el barro o el hielo, sobre todo si estás bajando la cuesta detrás de alguien, pueden introducirse en los ojos.

La exposición a cualquiera de estos elementos puede ocasionar alteraciones en tus ojos e incluso llegar a infección. El contacto de la conjuntiva con un agente extraño puede causar inflamación y dar lugar a ojos rojos e irritados. Es una buena opción utilizar un colirio, ya que ofrece una solución estéril que puede eliminar las partículas introducidas. Utilizar las gafas de sol también es un buen método para proteger los ojos.

Protección en los climas fríos

El frío también puede generar sequedad en los ojos. En este caso se aconseja tomar las mismas medidas que tomarías si te encontrarás en un clima cálido, haciendo especial hincapié, si vas a esquiar, en utilizar las gafas adecuadas para proteger totalmente los ojos.

Para obtener más información sobre como el Spray Actimist de Optrex puede actuar frente a la sequedad en los ojos, o para buscar otros productos dentro de la amplia gama Optrex, no dudes en pinchar en el siguiente enlace.

Referencias

1: http://www.nhs.uk/Livewell/skin/Pages/Sunsafe.aspx

2: http://lookafteryoureyes.org/eye-care/sun-and-sunshine/skiing/

Optrex ActiMist Spray 2 en 1 para ojos secos e irritados

Optrex ActiMist Spray 2 en 1 para ojos cansados y molestos

¡Descubra RB! FacebookTwitterYouTube