Ojos irritados y enrojecidos: Cómo tratarlos

 

ARTICLE 9 CODE RED

 

Los ojos irritados y enrojecidos pueden ser síntoma de una serie de problemas oculares que pueden requerir tratamiento. Para volver a lucir unos ojos blancos y brillantes, es importante conocer cuáles son las posibles causas que han originado la afección y saber cuándo se requiere visitar a un especialista de la salud ocular.

Ojos cansados y ligeramente enrojecidos
Uno de los signos más comunes de la falta de sueño es el enrojecimiento de los ojos, así como ojeras e hinchazón alrededor de estos. También puedes notar cierto picor durante todo el día. Evita frotarte los ojos ya que podría empeorarlo. Estos son algunos de los síntomas que reflejan que tenemos los ojos cansados.

La solución más sencilla para evitar esta situación es intentar dormir más y mejor. Descansar adecuadamente no solo es importante para la salud ocular, también para ayudar al sistema inmunitario a recuperar fuerzas para el día siguiente.

Ojos irritados y enrojecidos
Cuando los ojos están irritados es normal que se enrojezcan un poco. Existen algunos factores ambientales que contribuyen al enrojecimiento, como el aire acondicionado, el humo y algunos productos químicos como aquellos que contiene cloro. Puedes tomar una serie de medidas para evitar estos agentes, como llevar gafas de natación en la piscina y evitar las áreas con humo.

Sin embargo, hay algunos agentes que resultan casi imposibles de evitar ya que forman parte de nuestro día a día, como los humos de los tubos de escape. Cuando estos agentes irritantes entran en contacto con el ojo, pueden originar molestias y rojez.

Los signos de una infección ocular
En ocasiones, los ojos enrojecidos son signo de otras afecciones como la conjuntivitis. Cuando se produce una infección en la conjuntiva –la fina capa de tejido que cubre el globo ocular y la superficie interna de los párpados–, esta se inflama y pueden aparecer legañas en las pestañas. Los síntomas pueden aparecer en un ojo o en ambos.

Es muy contagiosa y puede transmitir de una persona a otra al entrar en contacto con la bacteria. Por esta razón, es importante lavarse las manos con asiduidad, especialmente si se está padeciendo alguna enfermedad.

Los síntomas suelen desaparecer después de dos semanas. En algunos casos se requiere de gotas antibióticas para aliviar las molestias.

No compartas toallas ni maquillaje para que la bacteria no se transmita e intenta no usar lentillas ni maquillarte mientras experimentas los síntomas de la infección. Si has usado algún eyeliner o máscara de pestañas cuando tenías la conjuntivitis, lo mejor es tirar esos productos ya que podrían estar infectados también.

El enrojecimiento de los ojos puede desaparecer después de un sueño reparador, haber usado gotas oftalmológicas o después de haber aplicado algún ungüento. Habla con el farmacéutico para ver qué productos para el cuidado de los ojos pueden ayudarte. También, consulta a un médico o especialista de la salud si los síntomas son persistentes o se agravan.

Optrex Colirio Hidratante

Optrex ActiMist Spray 2 en 1 para ojos cansados y molestos

¡Descubra RB! FacebookTwitterYouTube