Ojos irritados: los hechos

 

Seguro que la mayoría de nosotros ha sufrido los inconvenientes de tener los ojos irritados en algún momento de la vida. Y es que pese a ser un problema que suele solucionarse rápido, en ocasiones puede convertirse en un quebradero de cabeza. Si te interesan los temas sobre salud ocular no te pierdas este artículo en el que hablamos de las causas y los tratamientos para los ojos irritados.

¿Qué causa los ojos irritados?

Tus ojos se pueden irritar por diferentes razones. Aquí las principales causas:

Un cuerpo extraño en tu ojo

Son muchos los cuerpos o partículas presentes en el aire que pueden acabar dentro de tu ojo. Además de las pestañas que suelen desprenderse, el polvo, la tierra o la arenilla son muchas veces los principales motivos del picor de ojos y losojos secos e irritados.   

Alergia en los ojos

Las alergias en los ojos, como pueden ser las conjuntivitis, suelen tener un carácter estacional al producirse normalmente durante los meses de primavera y verano cuando los árboles, la hierba y el polen de las flores provocan reacciones alérgicas en muchas personas. Sin embargo, esto no es una regla y cada vez hay más gente que padece de alergias crónicas y perennes durante todo el año.

Y cuando hablamos de elementos alérgenos que pueden entrar en los ojos no podemos pasar por alto el polvo de la casa ya mencionado e incluso los pelos de los animales. Por ejemplo, el polvo puede contener hongos y pelusas muy desfavorables para tus ojos, así que en este caso acude a tu médico para que te recete gotas para la alergia en los ojos.  

Infecciones oculares

Hay que saber también que los ojos pueden infectarse por una gran variedad de microorganismos entre los que se encuentran las bacterias, los virus y los hongos. Y en estos casos, el globo ocular, la córnea e incluso los párpados suelen ser los más afectados. Además, aquellas personas que usan mucho las lentillasson más propensas a sufrir este tipo de infecciones.

Córnea rayada

La superficie frontal transparente de tu ojo (la córnea) puede verse dañada o rayada debido a alguna lesión o una infección viral. Si esto pasa, es normal que te moleste el ojo cada vez que parpadeas, ya que este movimiento suele irritar el arañazo aún más.  No obstante, independientemente de lo que provoque la irritación nuestros ojos pueden reaccionar aumentando la inflamación o generando más lágrimas de lo habitual. Esto forma parte del mecanismo de defensa natural de los ojos para acabar con esa irritación. Y recuerda que debes evitar rascarte los ojos en la medida de lo posible.

¿Qué condiciones se asocian con la irritación?

-          Ojos rojos: El término “ojos rojos” es una descripción general para hacer referencia a los ojos irritados e inflamados. Básicamente pueden deberse a algunas infecciones o alergias, pero también lo provocan tanto el abuso excesivo de las lentillas como los siguientes aspectos:

 

  • Fatiga ocular
  • Efecto de cloro en las piscinas
  • Mirar la pantalla de la televisión o el ordenador durante mucho tiempo
  • Falta de sueño
  • Un vaso sanguíneo roto en la esclerótica del ojo
  • Párpados inflamados
  • Orzuelos

Por otra parte, existen otros problemas médicos más serios asociados a los ojos rojos como el glaucoma y la uveítis. Mientras la uveítis consiste en la inflamación de la capa del ojo formada por el iris, el cuerpo ciliar y la membrana coroides. El glaucoma es un desorden ocular que supone una presión en el ojo más alta de lo habitual y que puede llegar a afectar al nervio óptico.

-          Ojos secos: Otra condición relacionada con la irritación es la sequedad de los ojos, un problema que suele ocurrir por las siguientes razones:

Cuando parpadeamos nuestros párpados extienden las lágrimas por los ojos para crear así una película que los mantenga hidratados. Pero la no producción de suficientes lágrimas o la presencia de alguna grieta en la película lagrimal protectora pueden desencadenar la aparición de ojos secos e irritados. A continuación, te explicamos las causas de este problema:

  • Mirar a cualquier pantalla mucho tiempo sin pestañear puede suponer una peor distribución de las lágrimas por el ojo.
  • El aire acondicionado o la calefacción pueden hacer que los ojos se vuelvan secos.
  • La edad, ya que cuanto más mayores somos menos lágrimas producimos.
  • Uso prolongado de lentillas.
  • Algunos medicamentos pueden tener efectos secundarios y provocar sequedad en los ojos.
  • Ciertas condiciones médicas están asociadas a este problema.

Soluciones de Optrex

Para tratar los ojos irritados y secos Optrex dispone de una amplia gama de productos entre los que incluye el Optrex ActiMist Spray 2 en 1 (que puede usarse con lentillas) y el Optrex Colirio Hidratante, una opción muy válida para tenerlos siempre hidratados y lubricados. 

Optrex ActiMist Spray 2 en 1 para ojos secos e irritados

Optrex Colirio Hidratante

¡Descubra RB! FacebookTwitterYouTube