Cuidado diario

Desarrollo de la vista

 

¿Cómo se desarrolla la vista? Hemos hecho un estudio para averiguarlo en nombre de todos los padres ahí fuera.

Durante las primeras semanas de vida del recién nacido, puede parecer que no hacen más que comer, dormir, llorar y proporcionar pañales sucios.  Pero en realidad todos los sentidos de su bebé ya funcionan, disfrutando de las vistas, sonidos y olores de este nuevo mundo. 

¿Qué puede ver realmente mi recién nacido? 

Los bebés nacen con ojos que están listos para funcionar de inmediato. Incluso los bebés prematuros pueden ver al nacer ya que los elementos de visibilidad del ojo ya funcionan con siete meses de gestación. El cuerpo de un recién nacido puede ser pequeño, pero sus ojos son ya el 70 por ciento de su tamaño adulto. 

Los ojos de un bebé recién nacido no son buenos enfocando y ven bien a una distancia de entre 15 y 35 centímetros. Esto corresponde a la distancia entre la madre y el rostro del niño durante la lactancia - si está diseñado así o es por accidente es desconocido, pero es probable que esta distancia ideal evolucionó a causa de la lactancia materna. 

Los recién nacidos se sienten fascinados por el contraste blanco y negro, no por todos esos encantadores juguetes de Mickey Mouse.

 

Ver a color

La capacidad de distinguir entre diferentes colores probablemente no sea muy buena hasta por lo menos los tres meses de edad. A la edad de dos meses, los bebés se dan cuenta de los colores rojos, naranjas, verdes y amarillos. Poco después son capaces de ver los azules. Es por eso que los recién nacidos tienden a ser atraídos por los contrastes de objetos oscuros y claros en lugar de colores brillantes y prefieren los patrones con líneas curvas en lugar de rectas. Es esta fascinación de contrastes de claro/oscuro que ha hecho los móviles y juguetes del recién nacido en blanco y negro tan populares.

Ver caras

Otro aspecto interesante de la visión de un recién nacido es que permite dar preferencia a caras humanas. De hecho, existe una parte del cerebro que parece estar dedicada al reconocimiento facial. Los bebés recién nacidos están atraídos por naturaleza incluso a bocetos de rostros humanos. Este mecanismo de reconocimiento ayuda a facilitar la unión entre la madre y el niño, en particular durante la lactancia. A la edad de tres o cuatro meses será capaz de diferenciar la cara de sus padres de la de unos extraños y su rostro se iluminará cuando les vea. Tras los rostros humanos, el brillo y el movimiento son las cosas por  las que un recíen nacido se siente más atraído.

Aunque la vista de tu bebé funcione, todavía necesita ser ajustada, sobre todo cuando se trata de enfocar objetos distantes. La mayoría de los padres están familiarizados con la mirada bizca de los bebés recién nacidos. Esto es normal, los músculos de los ojos de tu recién nacido se fortaleceran y maduraran durante los próximos meses. Los bebés aprenden rápidamente a concentrarse y a acomodar los ojos de manera que a las seis semanas de edad pueden enfocar a una distancia de entre 35 y 65 centímetros. A la edad de cuatro meses pueden ver los objetos tanto si están cerca como si están lejos casi tan bien como un adulto y a la edad de seis meses de edad verán mejor que nunca.

¿Por qué borroso?

Las investigaciones realizadas en el Smith-KettlewelI Eye Research Institute (San Francisco) y en la Universidad de California (Berkeley), entre otros lugares, han medido la agudeza visual en muchos bebés y niños pequeños. Hemos encontrado que en el primer mes de vida, los bebés tienen una agudeza visual de alrededor de 20/120. Eso significa que si pudieran leer, serían capaces de leer la "E" grande de una tabla optométrica. 

Percepción de profundidad

Los bebés recién nacidos no tienen una buena percepción de profundidad. Los bebés no tienen plena capacidad para ver las cosas en tres dimensiones. Existen células especiales en el cerebro llamadas células binoculares que reciben el input de los ojos izquierdo y derecho, que son responsables del desarrollo de una buena percepción de la profundidad. El bebé también debe ser capaz de coordinar sus dos ojos de manera que apunten en la misma dirección. El bebé puede hacer esto en cierta medida desde el nacimiento, pero no muy bien hasta los tres o cinco meses. 

¿Debo estar preocupado?

Si lo que deseas es un poco de seguridad de que los sentidos del bebé funcionan bien, puedes hacer algunas pruebas poco científicas tú mismo. Mantén una pequeña luz justo fuera de la línea directa de visión de su bebé, a unos 30 centímetros de su cara. Su bebé debería mirar en dirección a la luz. No te preocupes demasiado si no mantiene su atención por mucho tiempo - incluso una breve mirada a la luz indica que él o ella está viendo la luz. En tan sólo 4 u 8 semanas, los ojos de tu bebé recién nacido comenzarán a seguir una luz en movimiento. 

Si los ojos del bebé parecen cruzarse (bizco) más que brevemente, asegúrate de decírselo al médico de tu bebé. Por lo general, no es necesaria una intervención, pero la corrección médica a veces será necesaria. También informa a tu médico si los ojos del bebé parecen turbios o transparentes, o si parecen vagar en círculos en su intento de enfocar. 

Si tienes alguna preocupación acerca de la capacidad del recién nacido para ver, habla con el médico de tu bebé o con un oftalmólogo inmediatamente. Incluso los recién nacidos pueden ser tratados utilizando equipos sofisticados si es necesario. Cuanto antes se identifique un problema potencial, mejor. 

¡Descubra RB! FacebookTwitterYouTube